Servir

Buscando ser como Jesucristo, sirviendo al projimo

El servirle al Señor es el más grande privilegio que El nos concede, ya que para amar a Cristo debemos hacer lo que El hizo. El es nuestro mejor ejemplo a seguir. "El no vino a que se le sirviera", "El vino a servir". Basados en Jesucristo y su palabra: se ama, se extiende, se enseña, se guía, se forma, se infunde el servir con el corazón a El. Porque si nos escogió para servirle es porque somos los indicados para que El sea perfeccionado en nosotros, practicando el servicio para honrar, representar y glorificar su nombre. De modo que si tenemos el deseo de servirle al Señor, somos llamados a la obra para reflejar su carácter y cualidades: 

S

inceridad

E

xcelencia

R

esponsabilidad

V

oluntario

I

ntegridad

R

espeto

Y como se lleva a cabo? A través del fruto del Espíritu: amor.  

"Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor, si alguno me sirviere, mi padre le honrará."
Juan 12:26

Por:

Yanira Duran

Líder de Ministerio de Servidores